La Inestable 21 nace en el año 2001 y la Petiestable 12 en el 2009 como un proyecto educativo pre-profesional del Aula. A lo largo de estos años ha permitido a los jóvenes y niños de la ciudad vivir una experiencia que les ha llevado a lo largo y ancho de nuestro país en innumerables teatros, festivales y certámenes, mostrando espectáculos de un gran nivel artístico.

Los proyectos contienen, en líneas generales, un marco educativo y profesional que tiene por objetivo hacer vivir a jóvenes y niños la experiencia de formar parte de una compañía “profesional” de teatro. Formar parte de las compañías permite participar del proceso creativo, crear una producción teatral y realizar una gira durante un año con aquel espectáculo en todo el territorio estatal.

La reacción del público al ver, escuchar y sentir los “pequeños-grandes” actores y actrices, es de sorpresa al principio y de reconocimiento al finalizar la función. Ambas compañías son la demostración de que es posible dar voz real a los menores, quienes son el futuro. Acostumbrados a ser receptores de cultura, se convierten en protagonistas indiscutibles, en agentes activos de la sociedad.

Datos como los más de 60 premios y reconocimientos a nivel nacional, que el 40 por ciento de los que han participado en estos 15 años acaban cursando estudios superiores de teatro, o que el 27 % se dedican profesionalmente al teatro, avalan el proyecto.

 

OBJETIVOS


Equilibrio entre la pedagogía y el resultado artístico

El equilibrio entre pedagogía, y su proceso de aprendizaje, y el resultado artístico de calidad, es la clave del proyecto. El uno sin el otro no podrían hacer posible los buenos resultados que hemos contrastado a lo largo de estos años.

Una de nuestras aportaciones al trabajo con menores es el proceso de creación de la dramaturgia. En la actualidad prácticamente todos los textos teatrales están escritos por adultos, incluso aquellos que hablan y tratan temas dirigidos a jóvenes. A esto hay que añadir la dificultad que tienen los menores de hacerse suyas las palabras escritas por otra persona. Nosotros trabajamos sobre la base de la creación a partir de improvisaciones y temas abiertos que se van desarrollando a lo largo del proceso. No hay un texto fijado previamente que hay que aprender, sino que los diálogos o monólogos se van atando y tomando forma de manera mucho más natural para ellos. ¿El resultado? Una interpretación mucho más natural y creíble. Ellos y ellas se transforman a su vez en pequeños dramaturgos y creadores de escena.

Mientras los chicos y chicas están en este proceso, un equipo de producción artística y técnica profesional, se hacen cargo de todos los demás aspectos necesarios para la puesta en escena y gira posterior del espectáculo.

Empoderamiento de niños y adolescentes

Los espectáculos de La Inestable 21 y La Petiestable 12 tienen como eje principal la visión que tienen los jóvenes y niños sobre todo lo que les rodea. Con esto no queremos decir que caigamos en el tópico de presentar obras sólo relacionadas con su vida cotidiana y sus problemas diarios, sino que podemos plantear su visión de un problema de escala global, una revisión de un clásico, o adentrarnos en las preguntas más universales de nuestra especie.

La Inestable 21 ha hecho, entre otras: una revisión del Hamlet de Shakespeare, del Ubú Rey de Alfred Jarry en plena Guerra de Irak (2003), una obra sobre una chica joven en coma o una revisión de textos bíblicos. Y La Petiestable 12: una historia sobre el miedo o un revisión del Sueño de una noche de verano de Shakespeare.

Creación de nuevo público cultural

Los espectáculos de ambas compañías van dirigidos a todo tipo de público, pero conectan especialmente con los jóvenes. Todos sabemos la dificultad que entraña que los chicos y chicas de 13 a 21 años vayan a actividades culturales de artes en vivo, como el teatro, la danza o la música.

El poder de La Inestable 21 y La Petiestable 12 es el de crear un producto que empatiza de manera muy directa con estas edades y consigue que los jóvenes que se acercan a ver uno de nuestro espectáculos quiera volver a una sala de teatro. Les damos, además, referentes de su misma edad para que vean lo que son capaces de hacer, sintiéndose identificados. Asociar una actividad cultural, con un recuerdo positivo y vivido en primera persona es la mejor manera de querer volver a repetir la experiencia.

PRODUCCIONES


TODOS
La Inestable 21
La Petiestable 12